Preguntas frecuentes

¿Cuánto cuestan tus servicios?

Las asesorías online tienen un precio fijado que puedes encontrar aquí

Para los trabajos presenciales, tengo una tarifa establecida por hora de trabajo de 35€. No obstante, esta tarifa es aplicable a trabajos que requieran pocas horas, ya que para proyectos más prolongados aplico un descuento sobre esta tarifa y te doy un presupuesto cerrado antes de comenzar, para que no haya sorpresas.

Para poder darte cualquier presupuesto, es necesaria la visita previa, que es gratuita.

¿Cuánto tiempo tardas en empezar un servicio?

Normalmente no hay mucho tiempo de espera, todo es ir ajustando nuestras agendas para que podamos ponernos manos a la obra cuanto antes.

¿Tengo que estar presente en el proceso?

Depende, si así lo quieres, yo me encargo de todo, siempre y cuando tengas ya hecho un descarte, aunque sí necesitamos una comunicación fluida para poder acordar las decisiones necesarias.

Lo que yo recomiendo es que estés presente durante la mayor parte del proceso, ya que habrá objetos que quieras eliminar y no puedo tomar las decisiones por tí. La eficacia de mi trabajo es consecuencia de las conversaciones, del conocimiento de tus costumbres y de tu casa, para que el orden sea fácil de mantener cuando yo no esté. Solamente hablando contigo, puedo darte la casa que quieres.

¿Tengo que deshacerme de muchas cosas? ¿Qué pasa si no quiero o me cuesta?

No te obligo a deshacerte de nada que tú no quieras. Si tienes claro que no quieres eliminar algo, te apoyo. Si por el contrario tienes dudas, te acompaño en la toma de la decisión, pero siempre, siempre serás tú quien decida.

¿Qué pasa con lo que retiro de mi casa?

Yo me encargo de retirar lo que hayas decidido, llevándolo a donar o a reciclar. Cuando me voy de tu casa, no queda nada por retirar.

Tú te encargas solamente de lo que quieras regalar o vender en el mercado de segunda mano (te asesoro cómo y dónde puedes hacerlo).

¿Seré capaz de mantener el orden después?

Sí, rotundamente sí. Con mi trabajo, te proporciono las herramientas necesarias para que puedas hacerlo sola, sin mi ayuda.

La magia no existe, por supuesto, las casas se desordenan, pero habré creado un sistema tan fácil para tí, que recoger será muchísimo más simple y rápido. El orden lo mantendrás con hábitos rutinarios sencillos que yo te ayudaré a automatizar sin darte cuenta.