Casas ordenadas, personas felices

«Sara es magia. Llegó a mi vida por casualidad, como recomendación de Instagram. En un principio pensábamos pedirle ayuda con el despacho, pero tras verla tan convencida de que nuestra casa tenía un gran potencial, decidimos arriesgarnos. ¡Qué decisión tan acertada! Ella convirtió nuestro caos de casa en un hogar. Llevábamos con cajas de la mudanza un año entero, el confinamiento nos había hecho todavía más caóticos, tener dos niños pequeños y nada de tiempo hacía todo todavía más difícil, pero ella fue capaz de transformar todo. Todo lo hizo fácil, a pesar de las limitaciones horarias por toque de queda, a pesar de tener al pequeño (18 meses) y a la mayor (3 años) por casa tocando todo y demandando atenciones, a pesar de que mi marido estuviera trabajando, a pesar de todo SIEMPRE había una solución y unos resultados increíbles. ¡¡Llegué a pensar que era Mary Poppins!!Al finalizar la semana de trabajo presencial, nos mandó un archivo con propuestas de mejora y tips para mantener el orden.La verdad es que ha sido una auténtica suerte tenerla. Totalmente recomendable!!!!»

Victoria B. (Valladolid)

«Llega un momento en que sabes que necesitas ayuda, sí o sí. Los objetos te estresan, tu casa ya no es el lugar donde descansas y desconectas. El orden y la simplificación se hacen prioritarios, necesarios en tu biografía. Quieres hacerlo, necesitas hacerlo, pero no sabes por dónde empezar, y sólo de pensarlo acabas agotada; entonces llega el momento también, de perder el pudor ante la apertura de armarios y cajones por un desconocido.Y allí está Sara, incansable. Donde uno ve caos, ella ve oportunidades. Despliega sus talentos, encontrando un lugar para cada cosa, proponiendo ideas creativas y hermosas que te hacen recuperar la mirada amable hacia tu entorno…y todo ello con humor…y amor. Muchísimas gracias Sara!».

Blanca B. (Segovia)

«Sara llegó a nuestras vidas por una amiga y nos ha encantado su trabajo. es muy importante saber dónde están ordenadas todas las cosas en tu casa, en armarios y sobre todo en los trasteros. su trabajo ha sido una maravilla y os recomiendo que habléis con ella es una persona super amable y discreta. anímate y notaréis toda la familia el cambio».

Sara N. (Segovia)

«Trabajar contigo ha sido maravilloso. Destaco la facilidad de comunicación, siempre has estado accesible, amable y sin pérdidas de tiempo. Da gusto escribir a alguien y que la conversación fluya rápido. Después, en el trabajo, me has hecho sentir muy tranquila, teniendo mucho respeto con mis cosas. El resultado no ha podido ser mejor, ahora tengo el salón justo como buscaba y lo disfruto mucho con los niños».

Sofía S. (Madrid)

«Pensaba que mi cocina jamás podría estar como está. Que vinieras a casa fue un antes y un después. Hiciste magia con los muebles, duplicando el espacio y ayudándome a eliminar lo que realmente me sobraba. Encuentro lo que necesito sin pensarlo, aunque me gusta tenerlo etiquetado ;). Me gusta entrar en casa y ver que consigo mantenerla como la dejaste. Si antes me gustaba hacer postres, ahora lo disfruto el doble».

Virginia N. (Madrid)

«Qué puedo decir de tu trabajo: es impecable, desde el principio me he sentido escuchada y comprendida. Has ordenado mi trastero y eso me ha permitido ordenar muchas cosas en mí, ya sabes que no puedo estar más agradecida de haberte encontrado».

Nuria L. (Segovia)

«No podía imaginar que se podía ordenar tan bien el dormitorio de las niñas, toda su ropa, los zapatos, los juguetes, los libros. Me ayudaste mucho a potenciar todo el espacio que estaba desaprovechado y las niñas, tan felices. Gracias por tu trabajo».

Leire C. (Segovia)

» Aunque me hubiera gustado que pudieras venir a casa, poder hablar contigo con las asesorías on line me ha ayudado muchísimo a poner orden en toda mi casa. Con tus consejos he podido entender por qué las cosas van donde van. Me gustó mucho que pudieras ver las habitaciones y buscarme las solución a los atascos que tenía. Me siento más liberada al haber quitado un montón de cosas inútiles y de trastos que estaban por el medio. Si algún día te piensas desplazar hasta aquí, quiero ser tu fiel clienta».

Sara L. (Zaragoza)